top of page

Noticias y Tips de Confort

Conoce lo más nuevo de nosotros y recomendaciones de nuestro equipo de expertos en confort.

¿Cómo funciona un ventilador?


Los ventiladores son un artículo tan común en nuestros hogares, que no cuestionamos cómo funcionan o qué es lo que pueden hacer. Es fácil pensar que un ventilador “enfría,” debido a la sensación refrescante que nos provoca. Sin embargo, lo que nos puede ofrecer un ventilador es circular el aire.

Algunos circulan el aire de una habitación varias veces en un minuto, y otros sólo tienen la potencia para mover el aire que se encuentra inmediatamente alrededor de nosotros.


Como mueve aire un ventilador


El principio es sencillo: las aspas giran gracias a la potencia del motor las cuales gracias a su diseño logran mover aire normalmente en la dirección en la que está el eje de rotación de las aspas. Existen ventiladores, como los de torre, que mueven el aire utilizando una propulsión centrifuga, pero eso lo dejaremos para otra publicación.


Este movimiento de aire puede ser más o menos eficiente, dependiendo del diseño de las aspas y del espacio en el que están estas confinadas para que no lastimen a nadie, comúnmente conocido como rejillas. El ruido normalmente representa una pérdida mecánica


Y, ¿esto como me refresca?

Primero, hablemos sobre cuales son las fuentes que generan calor en un espacio confinado. El primero somos nosotros. Así es, nuestro cuerpo disipa calor y genera humedad y transpiración. En segundo lugar están todos los aparatos eléctricos; principalmente los focos y refrigeradores, los demás equipos en general generan calor a menor escala y en muchos casos casi no se percibe . Hay más factores como la circulación de aire en una habitación, la altura de los techos entre otros más, pero tomaremos el tercero como el clima en general.

En las recamaras y espacios confinados, el aire se estanca y se estratifica. Esto quiere decir que el aire caliente es más ligero y por lo tanto tiende a subir y el frio es más pesado y tiende a bajar.

Al apuntar un ventilador hacia nosotros, permitimos que circule el aire alrededor de nuestros cuerpos evaporando la transpiración, reduciendo la humedad y circulando aire más “fresco” por nuestro cuerpo, logrando una sensación refrescante.

Los ventiladores más potentes no sólo sirven para circular el aire alrededor de nosotros, sino para circular el aire de toda la habitación varias veces por minuto. Esto reduce la temperatura que sentimos de una habitación moviendo el aire que está en la zona fría hacia la zona caliente y viceversa, creando una conexión forzada. Esto puede reducir la temperatura de una habitación hasta por 3º, especialmente si hay alguna entrada de aire como una puerta o una ventana. Al mismo tiempo, fuerza una brisa sutil de aire que nos refresca sin tener que tener el ventilador apuntado hacia nosotros.

La reducción en temperatura se debe a la mezcla aire frio y caliente, sensado a la altura de nuestro tronco y cabeza. En realidad, la temperatura del sistema no cambia de lo contrario, estaríamos rompiendo una regla de termodinámica.


Resumen


No, los ventiladores no enfrían el aire, pero pueden hacerte sentir más fresco al crear una brisa. El aire en movimiento produce evaporación en la piel, lo que ayuda a reducir la temperatura corporal y hace que te sientas más fresco. Sin embargo, la temperatura del aire en sí misma no se reduce con el uso de un ventilador. Es importante destacar que los ventiladores son más efectivos en ambientes ya frescos, ya que en ambientes muy calientes pueden no proporcionar una sensación significativa de frescura.



3821 visualizaciones

Publicaciones Recientes

Más recientes
bottom of page